¡Que el calor no derrita lo que más amas!

¡Hace un “calor de mil demonios”! Cuando tenemos un clima así, siempre vale la pena recordarte lo peligrosamente caliente que puede estar el interior de tu auto con todas las portezuelas y cristales cerrados (sí, aún a la sombra).

Así como nosotros sufrimos cuando la temperatura ambiental aumenta, hay elementos que giran en torno a nuestras vidas que también la pasan bastante mal con el calor.

Esta es una lista de cosas (y seres queridos) a los que siempre debes proteger del calor extremo en tu auto:

  • Tus hijos, sobrinos y otros pequeños
  • Tu perro u otras mascotas
  • Tu vaporizador
  • Tu teléfono móvil
  • Tarjetas de crédito o débito
  • Baterías de todo tipo (recuerda que los móviles y los vapeadores las contienen)
  • Memorias USB, tarjetas de memoria y cualquier otro dispositivo electrónico
  • Encendedor (¡Ya ni siquiera fumas! Recuerda sacarlo de la guantera)
  • Cualquier medicamento
  • Protector solar
  • Anteojos, lentes de sol, lentes de contacto
  • Verduras, frutas, chocolates, leche, helado
  • Latas de refresco o botellas de plástico
  • Desodorante, aerosoles ambientadores, laca para el cabello, etc.
  • Maquillaje y perfumes
  • Crayones, lápices de colores...

En un caluroso día de verano, la temperatura en tu automóvil puede ser mucho más alta que en el exterior. Si hay al menos 30 grados afuera, la temperatura dentro del auto puede alcanzar rápidamente los 60 grados en menos de 90 minutos. ¡Esto definitivamente no es seguro para las cosas que quizás olvidaste en el coche!

¿Por qué el calor puede convertirse en tu peor enemigo a bordo de un auto?

  • Tus seres queridos. Ni hablar siquiera de los niños o tu “perrhijo”, ¡si tú no aguantas el calor, ellos MENOS! Recuerda que la temperatura ambiente ideal ronda los 22° C. Cualquier cosa por encima de esa temperatura seguro les causará deshidratación y un severo dolor de cabeza en el mejor de los casos.
  • En tu vaporizador, las temperaturas altas afectan la viscosidad de tu e-líquido, lo que puede causar derrames de tu tanque (¡un desastre en las vestiduras del auto!) e inclusive se puede quemar la resistencia. Como cualquier otro dispositivo electrónico, tu vaporizador lleva componentes que pueden sobrecalentarse y causar que tu equipo ya no funcione al 100% de su capacidad. Además, recuerda que tu vapeador tiene una pila de iones de litio.
  • En tu teléfono móvil pueden dañarse los circuitos, el chip y la batería recargable integrada de litio. El calor no solo puede ser causa de mal funcionamiento de una batería, sino que puede generar situaciones de riesgo.
  • En tu tarjeta de crédito o débito el chip electrónico puede resultar dañado al igual que la cinta magnética, o bien, el plástico mismo puede deformarse con el calor.
  • Las baterías, ya sea que estén integradas a un dispositivo electrónico o no, pueden convertirse en objetos peligrosos cuando al calentarse se derramen sus compuestos químicos. Estos pueden causar irritación respiratoria, ocular y cutánea.
  • Los CDs, DVDs o discos de Blue-Ray, que por nostalgia o por ser nuestro auto de un modelo antiguo aún viajan con nosotros, se deforman fácilmente con el calor por estar hechos de policarbonato, ¡particularmente al interior del estéreo!
  • Tus dispositivos electrónicos como reproductores de MP3, cámaras, dispositivos GPS, así como memorias USB y tarjetas de memoria pueden quedar inservibles después de unos minutos en el calor extremo.
  • El encendedor que ya ni usas pero sigue dentro de la guantera o debajo de los asientos, es pequeño pero puede causarte problemas enormes. Da un vistazo a su etiqueta y encontrarás una advertencia que indica que no debe exponerse a temperaturas superiores a 50 grados centígrados ni a la luz solar directa. En verano, el interior de tu auto puede alcanzar los 60 grados, creando un entorno muy inestable para un encendedor, en el que podría estallar y causar un incendio.
  • Al estar expuestos a temperaturas demasiado altas, los medicamentos reducen su eficiencia y estabilidad, pues cambia la estructura molecular de la sustancia activa.
  • Algo similar a los medicamentos le ocurre a los bloqueadores solares, pues cambia su composición con el calor extremo. ¿Se te ha llegado a derramar un tubo de crema solar al botarse la tapa por las temperaturas altas? Su base aceitosa hace de limpiar ese desperfecto todo un reto.
  • La mayoría de lentes y lentes de sol contienen policarbonato, que tiene su punto de fusión a los 70 grados. Déjalos en el auto en un soleado día de verano y seguramente las lentes o el marco terminarán cuando menos parcialmente deformados por el calor. ¡Mejor llévalos siempre contigo!
  • Si no quieres encontrar un pegote de chocolate o dulce derretido, no deberías dejar tus golosinas adentro del auto jamás.
  • Si alguna vez has vuelto del supermercado y por descuido dejaste pollo, carne o leche adentro del auto a media mañana, sabes que el terrible olor que te golpea la cara cuando abres de nuevo la portezuela no se olvida nunca. Aplica lo mismo para la comida cocinada, lo más probable es que ya no sirva, mejor tírala.
  • En verano, las botellas de plástico se ven severamente afectadas por el calor intenso. No solo cambian fácilmente su forma, sino que con el calor, el PET libera gases que contaminan el líquido que contienen. Si dejaste una botella de agua olvidada en el auto, mejor deséchala.
  • En cuanto a bebidas carbonatadas enlatadas, será mejor que verifiques que no ruede ninguna bajo el asiento del vehículo. ¡Con una temperatura ambiental elevada pueden explotar!
  • Vamos con el maquillaje; si la temperatura se eleva más allá de lo aceptable, los lápices labiales, lociones para labios, aceites y ceras se derretirán. Su composición puede cambiar debido al calor e inclusive luego de enfriarse pueden crear efectos de color distintos a los deseados.
  • En lo que respecta a lacas para el cabello o desodorantes en aerosol, no hay que olvidar que contienen ingredientes flamables. ¡Pueden explotar si son sometidos a temperaturas muy altas!
  • Los lápices de colores, los crayones y los libros para colorear son buenas herramientas para entretener a los niños en el camino, pero si los olvidamos en el auto, pueden derretirse y quedar para siempre impresos en la tapicería de tu auto.

En resumidas cuentas, en épocas de calor intenso como son primavera y verano, no dejes absolutamente nada en el auto. NADA. Al salir, lleva siempre contigo tus lentes de sol, tu vapeador, tu cartera y tu teléfono móvil. Nunca está de más dar un vistazo bajo los asientos y en la cajuela. Que no quede ni un poco de comida, bebidas o golosinas. Nada de niños ni mascotas esperando por ti, ni “5 minutitos”.

El aparentemente inocente backpack o bolso de tu pareja puede contener alguno o casi todos los elementos que mencionamos en este listado, así es que mejor tomarte la molestia de llevarlo contigo aunque no combine con tu atuendo. Mejor aguantar las bromas de tus colegas de trabajo o tu familia que quedarte sin móvil, sin vapeador o sin auto, ¿no crees?

Artículo anterior ¿Cómo desechar las baterías de tu vape mod o cigarrillo electrónico?
Siguiente artículo ¿Metales en los e-liquids?

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprovados antes de aparecer

Campos obligatorios